Editorial

Ausentismo Laboral

Es  una real preocupación el ausentismo laboral en la administración pública asi como en empresas privadas. y no  se trata de pérdida de la cultura de trabajo .Las empresas  toman la decisión de pagar por presentismo para disminuir el impacto sin lograrlo. Se ha intentado responsabilizar al sistema de salud por certificaciones frecuentes y prolongadas lo cual entendemos  no es un enfoque eficaz para buscar y encontrar  soluciones.

Tanto el diagnóstico de las causas raíces del ausentismo laboral como el abordaje de su gestión y control requiere estudiar el fenómeno como un proceso. En primer lugar lo primero a corregir es el llamado ausentismo laboral de causa médica que impacta negativamente en los costos por subsidios  porque  las certificaciones  no son actos médicos sino actos de la seguridad social.

El ausentismo laboral no es un indicador real cual de la cultura de trabajo, está suficientemente demostrado que se trata de u n síndrome organizacional dado por liderazgos tóxicos,  factores facilitadores, climas laborales hostiles y destrucción de la cadena de confianza, inciden las tipologías de gestión burocráticas o basadas en resultados pero no en procesos, el bajo  compromiso con la calidad o no tener al capital humano como el recurso natural más importante.

Las organizaciones que carecen de reglamentos internos o no tienen códigos de ética organizacional, las que privilegian coaliciones, fomentan el nepotismo y el amiguismo son los más expuestas al ausentismo laboral. El ser humano en su esencia tiende a huir del sufrimiento y buscar incesantemente el placer, es un ser individual que necesita construir y pertenecer a colectivos, formar comunidades y sociedades organizadas. Con estas características por qué las personas en cierto momento no desean pertenecer más a organizaciones sociales y faltan a su trabajo?.

En la desmotivación se encuentra el mecanismo comportamental que explica el ausentismo laboral, tanto que la denominación correcta debiera ser desmotivación laboral. Qué no motiva, qué motiva y que desmotiva a las personas en sus lugares de trabajo?

El dinero no motiva, solo satisface y esto es conocido desde la clásica teoría de Herzberg,  pagar presentismo es incrementar costos que no mejoran la productividad, es una decisión ineficaz y no es una solución.

Los factores motivacionales son el trabajo en sí mismo, las adecuadas relaciones con supervisiones basadas en la confianza, la inteligencia emocional de los líderes, la comunicación y la escucha empática, la atención de las necesidades humanas de los trabajadores, la participación y el trabajo en equipo basado en la solidaridad y el compromiso.

Lo que desmotiva a las personas son las conductas disruptivas de los lideres tóxicos, las inequidades internas y externas y los acososlaborales en sus diferentes formas. Lo que se debe trabajar es a nivel de mandos medios en profesionalización de los liderazgos, la comunicación, la cadena de valor, la construcción de la confianza y el compromiso.

En el ciclo de dirección y gestión de recursos humanos es fundamental el énfasis en la selección y gestión por competencias, la inducción y la evaluación de desempeño asi como fomentar la motivación de los activos intangibles que impacta en la cadena de valor invisible. No existe cultura de ausentista y el ausentista contumaz nos indica o que existe un problema serio de gestión o que  debe ser tratado clínicamente.

Los liderazgos y el trabajo en equipo deben ser profesionalizados. Las empresas deben cambiar sus paradigmas para lograr altos niveles de compromiso y confianza para asi poder construir climas laborales en armonía  basados en valores. Las personas no se van de las empresas, huyen de los líderes disruptivos y tóxicos, esta es la clave para buscar y encontrar  soluciones eficaz.

 

Gustavo Ribero LavieAusentismo Laboral